domingo, 12 de abril de 2009

Animarse a la media marathon...


La verdad es que si hace un año alguien me dice que a estas alturas habría conseguido correr dos medias maratones, además de salir habitualmente a correr durante mas de dos horas, le hubiera llamado loco.

Pero así es, y aunque nunca hubiera creído que pudiera ser he comprobado que correr, como casi todos los deportes para mi, es una droga que engancha rápidamente. El principal culpable de todo esto es mi primo Roberto (Murphy para los más allegados) que fue el que empezó a sacarme a correr y a demostrarme que el principal motor esta en el coco y no en las piernas. Convencerse y demostrarse a uno mismo de lo que se puede ser capaz con un poco de preparación y constancia.

Yo era de los que salía a correr habitualmente para mantener la forma, además de practicar otros deportes como el futbol, el futbol sala, la natación, el ciclismo, etc. ya que soy un gran aficionado al deporte, pero hasta entonces mi relación con la carrera contínua no era demasiado cercana. Cuando empecé a ver que consegúia correr durante más tiempo, que el cuerpo lo agradecía haciendome sentir cada vez más fuerte y recuperándose de los esfuerzos antes, me planteé que además de la clásica San Silvestre Cidiana de cada nochevieja podía intentar realizar otras carreras, y mi objetivo fue la media maratón.

Hoy he conseguido terminar dos, y estoy pendiente de la tercera, y además la mejora en el tiempo de la primera a la segunda ha sido considerable. No busco ganar ningún oro en la próxima olimpiada pero he conseguido superar lo que yo he considerado como un reto conmigo mismo, y cada vez que termino una carrera mi pensamiento va a cuando será la siguiente. Sólo puedo desde aquí, intentar animar a la gente que lea este blog, a que si buscan un desafío se planteen la posibilidad de practicar el atletismo.